jump to navigation

Diabetes

¿Qué es?

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que consiste en la alteración del metabolismo de los hidratos de carbono; se produce por una deficiencia de la secreción de insulina o falta de actividad de la misma, lo que hace que aumente la glucosa en sangre. En edad escolar el tipo más frecuente es la Diabetes Mellitus tipo 1 en la que el páncreas no produce insulina, por lo que es necesario su aporte exterior a través de inyecciones. Para controlar los niveles de glucosa en sangre el niño debe realizarse controles diarios de la glucemia y controlar la comida y la realización de ejercicio físico.

Cifras

Según los últimos datos disponibles del Instituto Epidemiológico de Madrid  en el año 2007 en el intervalo de edad entre 3 y 15 años había 1.800 niños con Diabetes.

La Asociación de Diabéticos de Madrid representa a 350 niños en este intervalo de edad.

Alteraciones más frecuentes. Síntomas.

La alteración más frecuente es la hipoglucemia o descenso de la glucosa por debajo de 65 mg/dl. Es más probable antes de la comida o después de la clase de gimnasia.

La hiperglucemia o aumento de la glucosa suele pasar desapercibido hasta niveles de 250-300 mg/dl y sus síntomas aparecer lentamente. Las causas más comunes son: no seguir el régimen alimenticio, no administrarse la insulina o la existencia de otra patología orgánica.

Hipoglucemia                                    Hiperglucemia

.Sensación de hambre            .Aumento de sed

.Dolor de cabeza                                .Necesidad de orinar con frecuencia

.Palidez                                              .Azúcar y acetona elevados en orina

.Sudoración                                       .Cansancio

.Mareos                                             .Pérdida de apetito

.Palpitaciones                         .Náuseas, vómitos

.Vista borrosa

.Confusión

.Comportamiento anormal

.Pérdida de conciencia

Qué hacer ante una emergencia

Mantener la calma.

Los síntomas varían de una persona a otra. Si se duda entre una hiperglucemia o una hipoglucemia tratar como una hipoglucemia.

Hipoglucemia

(si está consciente)

Dar alimentos azucarados, mejor líquidos (zumo…) si son sólidos que sea fruta.

(si está inconsciente)

Llamar al 112, necesita atención médica inmediata.

No administrar nada por boca.

No dejar a la persona sola.

Hiperglucemia

Dejar salir a la persona al baño cuantas veces lo necesite.

Dejar que beba toda el agua que quiera.

No administra bebidas azucaradas.

Se debe tener una lista de teléfonos:

.Teléfono de contacto familiar

.Teléfono del equipo sanitario que controla la diabetes de esta persona

.Teléfono del centro sanitario de referencia

.112

Fármacos

Insulina: es una hormona y el único tratamiento válido. Se administra inyectada por vía subcutánea.

Glucagón: se usa sólo en emergencia. También es una hormona pero con función inversa a la insulina: eleva los niveles de glucosa en sangre.

La realidad de la Diabetes

La Diabetes Mellitus es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia y la adolescencia.

Tal y como la conocemos la Diabetes Mellitus se caracteriza por un trastorno metabólico producido por la no segregación, o segregación irregular de insulina, o resistencia que ofrece nuestro cuerpo a la absorción de la insulina. Estas razones, combinadas en algunos casos, provocan la elevación de los niveles de azúcar en sangre o hiperglucemia, que es en definitiva lo que provoca con el tiempo las complicaciones de la Diabetes: nefropatía, neuropatía, retinopatía…

Dependiendo de la edad o circunstancias personales y clínicas del sujeto, el tratamiento consiste en inyectarse insulina o en la toma oral de hipoglucemiantes (o dieta en otros casos) en combinación con la realización de ejercicio físico y una alimentación adecuada.

La Diabetes tipo 1 o infanto juvenil siempre se trata con insulina cuya administración habitual es a través de inyecciones hipodérmicas, administradas según una pauta médica, con una frecuencia de 3 ó 4 veces al día como regla general.

El diagnóstico de la Diabetes implica cambios en la vida de las personas afectadas, a nivel individual, familiar, social y en este caso escolar.

Se debe seguir cierta disciplina en la alimentación (horarios, cantidad de alimentos, clasificación de alimentos…), en el ejercicio físico, en la administración de la medicación para mantener la glucosa en unos niveles óptimos, evitando las hipoglucemias y las hiperglucemias, y en definitiva, y pese a esta disciplina crónica, llevar una vida normal.

El niño y su familia necesita un tiempo para adaptarse y debemos darle todas las ayudas necesarias para que su desarrollo se vea afectado lo menos posible por su enfermedad.

Durante el horario escolar el niño necesitará apoyo o supervisión para hacerse esos controles de glucemia y en un porcentaje de los casos para administrase la insulina. Las medidas a tomar en el colegio consisten en información y material sanitario para resolver posibles emergencias pero sobre todo en informar  a los padres con anticipación del ejercicio físico que se va a realizar, las actividades extraescolares y complementarias (excursiones, viajes…) y del comedor en el caso de los niños que lo usen, para que los padres puedan adaptar el tratamiento y aportar a los profesores toda la información que necesitarán.

Es necesario que el profesorado esté informado sobre la enfermedad; esto le permitirá ayudar a los niños y niñas a superar posibles barreras y evitar posibles discriminaciones.

El estudio más completo hasta la fecha que aborda la situación escolar de los niños con Diabetes nos aportó estos datos:

El 59 % de los cónyuges se ha visto obligado a modificar su actividad laboral para atender a su hijo.

El 81 % de los niños debe realizarse algún autocontrol de Diabetes en la jornada laboral (sencilla muestra de sangre capilar) durante la jornada escolar: al 16% de los casos les ayudaba el profesor, al 34 % no les ayudaba nadie, y el 27 % no precisaba ayuda (generalmente niños mayores de 6 años).

El 30 % necesita ponerse la insulina en el colegio. El 25 % ha tenido que cambiar la pauta de insulina por falta de colaboración del colegio.

Los padres afirman que son los profesores los que más ayudan a sus hijos en el colegio (74%)

El tipo de ayuda que los padres demandan es que haya un enfermero en el colegio (78%) y que los profesores tengan mayor información sobre la Diabetes y las situaciones de emergencia (68%) (hipoglucemias)

A 1 de cada 4 padres le han puesto algún problema en el colegio cuando han sabido que su hijo tiene Diabetes: el 6% no ha sido admitido (el 86% de los colegios eran públicos o concertados), el 12 % ha tenido que cambiar de colegio y el 13 % ha recibido algún trato de discriminación.

Sólo el 40% de los compañeros entiende qué le pasa a su hijo.

Fuentes:

“La relación entre padres y educadores al respecto del cuidado escolar del niño diabético” Dirección General de Salud Pública, Alimentación y Consumo Consejería de Sanidad y Consumo Comunidad de Madrid / Instituto de Salud Pública. Anselmo Peinado y Paloma Portero. Luis Seoane. (2007)

“Las necesidades del niño con Diabetes en la Escuela. Comunidad de Madrid.” Fundación para la Diabetes. Estudio realizado en 13 hospitales de la Comunidad de Madrid a través de una encuesta a 189 familias de niños con Diabetes entre 3 y 10 años. (2004)

http://www.elpais.com/articulo/salud/Mil/ninos/diabeticos/ano/elpepusocsal/20081118elpepisal_2/Tes

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 544 seguidores

%d personas les gusta esto: