Estudio PREDIMED: PREvención primaria de enfermedad cardiovascular con la DIeta MEDiterránea

El estudio PREDIMED realizado por investigadores españoles, liderado por el Dr. Ramón Estruch y el Dr. Emilio Ros del Hospital Clínic de Barcelona, y publicado en una de las revistas médicas más importantes a nivel mundial ha demostrado una relación causa-efecto entre el seguimiento de una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva o frutos secos y la aparición de nuevos casos de enfermedad cardiovascular en pacientes con alto riesgo de padecer enfermedad cardiovascular pero que no habían tenido nunca ningún episodio anterior. 

Para poder demostrar esta relación causa-efecto se realizó un estudio multicéntrico (en hospitales de varias Comunidades Autónomas) en el que participaron 7.447 pacientes con edades entre los 55 a los 80 años, de los cuales el 57% eran mujeres, que no ID-10054377tuvieran enfermedad cardiovascular aunque si alto riesgo de padecerla  por presentar diabetes tipo 2, o tres de los siguientes factores de riesgo cardiovasculartabaquismo, hipertensión, colesterol LDL aumentado, colesterol HDL disminuido, sobrepeso, obesidad, o una historia familiar de enfermedad coronaria prematura . Todos los participantes firmaron la hoja de consentimiento informado conforme su participación voluntaria en el estudio.

A partir del 1 de octubre del año 2003, los participantes fueron asignados al azar a uno de los tres grupos de intervención dietética, recibiendo todos ellos soporte y educación dietética por parte de una dietista al inicio y trimestralmente tanto a nivel individual como en grupo, donde se trabajaban las características de cada modelo de dieta. Los que seguían dieta mediterránea se les recomendaba entre otros utilizar aceite de oliva, fruta fresca, verduras/ensaladas, pescado, legumbres, sofrito, una copa vino si el paciente estaba ya habituado Los pacientes que seguían una dieta baja en grasa se les recomendaba restringir el aporte de grasa especialmente los aceites vegetales incluidos el de oliva, las carnes rojas, grasa visible de las carnes, embutidos, grasa de la leche, mantequilla entre otros.

No se dio soporte ni se recomendó específicamente la práctica de ejercicio físico. Los 3 modelos de dieta fueron:

  1. Dieta mediterránea suplementada además con aceite de oliva extra virgen aprox. 1 litro a la semana
  2. Dieta mediterránea suplementada además con 30 g de frutos secos por día (15 g de nueces, 7,5 g de avellanas y 7,5 g de almendras)
  3. Dieta control (consejos para reducir la grasa de la dieta)

ID-100136930 Los pacientes fueron seguidos en mediana durante un periodo de 4,8 años y se comprobó que los pacientes que seguían los 2 tipos de dieta mediterránea tenían buena adherencia a la misma. 288 pacientes presentaron durante este seguimiento algún tipo de enfermedad cardiovascular:

  • 96 pacientes fueron del grupo que seguía la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra
  • 83 pacientes fueron del grupo que seguía dita mediterránea suplementada con frutos secos
  • 109 pacientes del grupo que seguía dieta baja en grasa saturada

En función de estos resultados Los autores concluyen que entre las personas con alto riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, el seguimiento de una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos reduce la aparición de nuevos casos de las principales enfermedades cardiovasculares como pueden ser el infarto de miocardio o la enfermedad cerebro-vascular.

 

Fuente: http://bitly.com/11eDNCg

Imágenes: http://www.freedigitalphotos.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s