La protección de la salud infantil frente a la contaminación del aire

La contaminación del aire ha ido adquiriendo en las últimas décadas mayor protagonismo en las agendas medioambientales de los organismos e instituciones nacionales e internacionales a medida que sus efectos sobre la salud se han ido conociendo y han sido respaldados por la investigación científica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su último informe de 2014 sobre Calidad del aire ambiental y salud, corrobora que la existencia de altos niveles de contaminación del aire puede provocar importantes consecuencias en la salud, principalmente infecciones respiratorias, tanto agudas como crónicas (incluyendo el asma), y riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y cáncer de pulmón.

by xedos4
by xedos4

La OMS advierte, sobre todo, de que los efectos de la contaminación ambiental son más severos sobre aquellos grupos de población de riesgo, esto es, los que ya están enfermos, así como los niños y ancianos.

Asimismo, la OMS trata de identificar los contaminantes más nocivos para la salud a través de la evidencia empírica y la investigación. Cada vez son más los informes que apuntan a las partículas finas PM2,5 como uno de los agentes más agresivos por su facilidad para penetrar en los pulmones cuando respiramos.

Por este motivo, la monitorización de la calidad del aire en las ciudades resulta hoy día imprescindible para prevenir y controlar los límites establecidos compatibles con ambientes saludables. A pesar de ello, estos límites son sobrepasados en ocasiones en muchas ciudades, tal y como indica el último informe de la OMS de 2014 sobre la contaminación del aire ambiental en 1600 ciudades de 91 países del mundo, poniendo en riesgo la salud respiratoria de la población.

Momentos claves en la protección de la salud respiratoria

En las últimas décadas, la OMS ha puesto especial atención en prevenir y controlar las enfermedades crónicas y, entre éstas, uno de los grupos interés más importantes son las enfermedades respiratorias crónicas (ERC).

Las ERC agrupan al conjunto de enfermedades crónicas de las vías respiratorias y otras estructuras del pulmón como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), las alergias respiratorias, las enfermedades pulmonares de origen laboral y la hipertensión pulmonar. Con el objetivo de aunar esfuerzos de instituciones y organismos nacionales e internacionales en torno a las enfermedades respiratorias crónicas, en 2006, en Beijing (República Popular China), la OMS promovió la creación de la Alianza Mundial contra las Enfermedades Respiratorias Crónicas, conocida por sus siglas en inglés (GARD).

Sura Nualpradid
by Sura Nualpradid

Entre las ERC destacan especialmente dos grupos de enfermedades, la EPOC y el asma. En concreto, la OMS dedica una atención preferente a las mismas por considerarlas de mayor riesgo para la salud respiratoria, sobre todo, para poblaciones vulnerables como los ancianos y niños.

Según estimaciones de la OMS235 millones de personas padecían asma en 2004, 64 millones sufrían a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y muchos millones de personas padecían rinitis alérgica. Asimismo, la OMSvaticina que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030.

Entre los factores de riesgo de la EPOC y del asma, los expertos destacan el tabaquismo, la contaminación del aire interior en espacios cerrados, la contaminación del aire exterior, así como los polvos y productos químicos existentes en algunos casos en el ámbito laboral. En el caso específico del asma también influye el aire frío, e incluso una emoción extrema, de enfado o miedo, y el ejercicio físico.

El humo del tabaco es uno de los factores de riesgo más importantes para las ERCMás del 70% de las muertes por cáncer de pulmón, bronquios y tráquea son atribuibles al consumo de tabaco. Por este motivo, entre las actividades de la OMS para prevenir las ERC se sitúa la aprobación del Convenio Marco para el Control del Tabaco, ratificado en 2003 en la Asamblea Mundial de la Salud. Se trata del primer tratado sanitario mundial que ha negociado la OMS y ha sido avalado ya por más de 167 países.

No obstante, a pesar de los esfuerzos realizados, el consumo de tabaco sigue siendo la principal causa mundial de muerte prevenible. El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

Además del tabaco, entre los factores de riesgo de las ERC también se encuentra la contaminación del aire, tanto interior como exterior. En 1987, la OMS en Europa era pionera al publicar la primera Guía sobre Calidad del Aire (Air quality guidelines for Europe, 1987), consciente de la importancia que supone la existencia de aire limpio para la salud y el bienestar del ser humano. A pesar de que esta guía tuvo su origen en la oficina regional de la OMS en Europa, pretendía ser de aplicación a todos los países interesados en proteger la salud humana de los efectos adversos de la contaminación. Este documento fue actualizado con posterioridad en 1997 (Air quality guidelines for Europe, 2000) y dio paso a la Guía para la Calidad del Aire de la OMS de 2005, que ha servido como referente mundial a la hora de reconocer los efectos nocivos de la contaminación atmosférica para la salud.

by dan
by dan

De hecho, los expertos afirman que la contaminación atmosférica se ha convertido en uno de los problemas más importantes de salud en nuestros días, de una magnitud casi comparable al tabaquismo en cuanto a su impacto en el conjunto de la población. Sus efectos sobre la salud respiratoria son claros.

Por este motivo, son cada vez más los estudios e informes que presentan evidencias de los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud, especialmente la respiratoria y cardiovascular, haciendo especial hincapié en la población más vulnerable, como son los niños y ancianos. Cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años por causas y afecciones relacionadas con el medio ambiente.

Pero no sólo ha habido avances en los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud, sino que la contaminación del aire interior ha pasado a ocupar un lugar relevante en los estudios e informes. Los datos son preocupantes: cada año hay cerca de dos millones de muertes prematuras por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire de interiores debido al uso de combustibles sólidos: un 44% de ellas, por neumonía; un 54%, por enfermedad pulmonar obstructiva crónica, y un 2%, por cáncer de pulmón.

Precisamente por la especial incidencia de la contaminación sobre la población infantil, la OMS coordina desde 2002 la Alianza en favor de Ambientes Saludables para los Niños, nacida en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de dicho año con el objetivo de sensibilizar y apoyar a las instancias normativas, así como fomentar la acción comunitaria en lo concerniente a la infancia, la salud y el medio ambiente.

Retos futuros

La preocupación por la contaminación ambiental y sus efectos sobre la salud ha contribuido a que los países establezcan límites cada vez más rigurosos para los contaminantes ambientales que garanticen la calidad del aire y reduzcan los riesgos para la salud. Por este motivo, resulta imprescindible mejorar la monitorización de los niveles de contaminación en las ciudades. Asimismo, es imprescindible la actualización de los niveles de tolerancia de las ciudades a los distintos contaminantes para que se alcancen ambientes que no pongan en riesgo la salud.

ID-100203932Y como ya mencionábamos en el artículo sobre salud infantil, los responsables políticos y las instituciones se enfrentan a un gran reto: lograr un entorno saludable, tomando este concepto en su acepción más amplia. La salud debería ser abordada desde todos los ámbitos que influyen en su gestación: sociales, económicos, ambientales, culturales, etc.

Para ello el logro de los Objetivos del Desarrollo del Milenio supondría un avance en la mejora de la salud ambiental infantilfacilitando que el foco de atención a nivel internacional fuera el concepto de salud concebida como un estado dinámico en el que el entorno y la calidad de vida influyen decisivamente.

 

Fuente: http://bitly.com/1gTF757

Imágenes: http://www.freedigitalphotos.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s