Hoy nos fijamos en la salud buco-dental para conseguir SONRISAS SANAS

La Organización Mundial de la Salud define a la salud bucodental como la “ausencia de dolor orofacial crónico, llagas bucales, defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, cáncer de boca o garganta y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal”.

ID-10058501Además, destaca que estas dolencias comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes, pues se ven favorecidas por las dietas nutricionalmente desequilibradas, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol, siendo la higiene bucodental deficiente un factor de riesgo más, pero no el único.
Debido al gran impacto que tiene la salud de nuestra boca, su cuidado no sólo debe hacerse hábito por una cuestión estética, ya que estas enfermedades pueden repercutir en distintas partes del organismo, porque los microorganismos que causan la placa bacteriana se acumulan en dientes y encías ocasionando infecciones que ingresan en el torrente sanguíneo y pueden afectar el funcionamiento de diferentes órganos. Algunas de las complicaciones originadas por una infección bucal sin tratamiento:

by stockimages
by stockimages
  • Cerebro: abscesos
  • Corazón: enfermedades cardiovasculares
  • Páncreas: progresión de la diabetes
  • Riñones: complicaciones en diálisis renal
  • Pulmones: complicaciones respiratorias
  • Articulaciones: artritis
Los cuadros más frecuentes son:
  • La caries: destrucción de los tejidos de los dientes causada por la presencia de ácidos producidos por la placa bacteriana que se pega cuando no se cepillan adecuadamente. Como en general no se pueden ver, sólo el dentista puede determinar con seguridad si una persona tiene una caries, siendo lo más adecuado localizarlas y tratarlas antes de que se agraven, para lo cual es indispensable  la consulta.
  • Las encías: afecciones producidas por las bacterias que se adhieren a los dientes por falta de cepillado o por un cepillado incorrecto. Pueden afectar tanto a la encía superficial y a los dientes –periodontitis–, así como al tejido gingival que recubre los dientes y el hueso que los sostiene –gingivitis-. Puede causar la movilidad de los dientes y hacer que se caigan o que el dentista deba extraerlos.
Además, podría provocar nacimientos prematuros al liberar en la sangre sustancias químicas que inducen el parto.
En consecuencia, la mejor medida de prevención es consultar a su odontólogo cada seis meses sin esperar a tener ninguna señal, dado que el mantenimiento de piezas dentales sanas es otra clave para vivir mejor.
Prevención:
Consulte a su dentista si tiene:

by Tina Phillips
by Tina Phillips
  • Encías enrojecidas, inflamadas o sensibles.
  • Sangrado espontáneo de encías o al cepillarse y/o utilizar el hilo dental.
  • Dientes que parecen más largos porque las encías se han retraído y se ven las raíces.
  • Cambios notorios en el modo en que cierran los dientes al morder.
  • Mal aliento o mal sabor en la boca.
Recuerde que las primeras etapas de una enfermedad bucal, por lo general pueden revertirse con el cepillado correcto y el uso apropiado del hilo y palillo dental. Sin embargo, la limpieza profesional realizada por el dentista es el único modo de eliminar la acumulación de placa que se ha endurecido y convertido en sarro.
Además:
  • ID-10042781Lávese los dientes después de cada comida o 2 veces al día como mínimo.
  • Frente al espejo, coloque el cepillo en la unión de las encías con los dientes, en un ángulo de 45º.
  • Cepille cada 2 o 3 dientes de adelante hacia atrás con movimientos cortos y rápidos, entre 10 y 15 veces.
  • Coloque el cepillo en forma vertical y cepille la cara interna de dientes superiores e inferiores.
  • Cepille las superficies de masticación con movimientos de adelante hacia atrás.
  • Limpie la lengua para eliminar las bacterias utilizando un limpia lengua o el mango de una cucharita de metal.
  • Deslice en los espacios interdentales el hilo dental o palillos dentales para higienizar las caras laterales de los dientes. l
Cuidar las encías
Tener encías enfermas aumenta los niveles de PCR (Proteína C-Reactiva), una sustancia que se produce en el hígado cuando hay inflamación: cuanta más inflamación arterial, mayor es el nivel de PCR y mayor riesgo de un evento cardiovascular. Cuando la persona tiene enfermedades periodontales el riesgo de enfermedades cardiovasculares se duplica. Al parecer, como las bacterias orales pueden ingresar a la corriente sanguínea, estimulan al hígado para que produzca estas proteínas inflamatorias que tienen la capacidad de dañar la salud de las arterias.

Fuente: http://bitly.com/1FBR45q

Imágenes: http://www.freedigitalphotos.net/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s