Enfermedad celíaca

¿Qué es?

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

El gluten produce, en los enfermos celíacos, una lesión severa de la mucosa del intestino delgado que conlleva una inadecuada absorción de los nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, sales y minerales.

Datos (incidencia en edad escolar)

No existen datos sobre la incidencia

La prevalencia es de 1:79 (en niños de 6 a 18 años). Según un estudio realizado por la Comunidad de Madrid.

En la base de datos de la asociación hay 4.198 celíacos dados de alta de edades comprendidas entre los 3 y los 18 años (15/09/2009). Probablemente la cifra de diagnosticados sea más alta.

Alteraciones más frecuentes. Síntomas.

Pérdida de apetito y de peso, diarrea crónica, distensión abdominal, alteraciones del carácter y retraso del crecimiento. Sin embargo, los síntomas pueden ser atípicos o ausentes dificultando su diagnóstico.

Qué hacer ante una emergencia

Lo más frecuente es que no aparezcan síntomas. Hay que comunicar la trasgresión de la dieta a los padres y evitar que vuelva a suceder.

El niño celiaco en el colegio

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

El gluten produce, en los enfermos celíacos, una lesión severa de la mucosa del intestino delgado que conlleva una inadecuada absorción de los nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, sales y minerales.

El único tratamiento de la enfermedad celíaca consiste en el seguimiento estricto de una dieta sin gluten durante toda la vida. Esto conlleva la desaparición de los síntomas, así como la reparación de la lesión intestinal.

La ingestión de pequeñas cantidades de gluten de manera continuada puede causar trastornos importantes y complicaciones no deseables.

Según un estudio reciente, llevado a cabo por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la prevalencia de la enfermedad celíaca en niños en edad escolar es de 1:79.

El aumento del número de niños celíacos es notable, sin embargo, dicho aumento no ha ido parejo con un mayor conocimiento de la enfermedad y de la dieta sin gluten por parte de la sociedad ni de la comunidad educativa. Por ello, muchos padres se encuentran con un serio problema a la hora de escolarizar a sus hijos, debido a las dificultades de hacer uso del comedor escolar.

Sólo los centros públicos están obligados a ofrecer menús sin gluten, por lo que todavía existen centros, sobre todo concertados, que ponen trabas para una normal incorporación del niño celíaco al comedor escolar, debido fundamentalmente al desconocimiento de la situación y temor a afrontar problemas y nuevas responsabilidades.

Si bien es cierto que la normativa únicamente hace referencia a los colegios públicos, no es menos cierto que los colegios concertados se financian en gran parte con fondos públicos por lo que se está produciendo una clara discriminación de los alumnos que acudiendo a un colegio concertado no se les oferta la posibilidad de acceder a menús sin gluten.

En octubre del 2007, fue aprobada en la Asamblea de Madrid, por todos los grupos políticos, una Proposición no de Ley que instaba al Gobierno a buscar fórmulas que garantizasen los menús sin gluten en los colegios concertados. Ninguna normativa ha sido aprobada al respecto.

Para afrontar estos problemas es necesario que padres, profesores y personal no docente tengan una relación estrecha y que la información fluya entre unos y otros para que el niño celíaco, sujeto fundamental de este triángulo, no se sienta discriminado.

El hecho de que el niño celíaco asista al comedor escolar nos puede reportar, además de otros, un doble beneficio:

1. El niño celíaco se familiarizará, con naturalidad, a comer fuera de casa, sin que ello suponga un problema, desdramatizando la enfermedad y ganando confianza en sí mismo. Contribuimos a que sea un adulto sin traumas.

2. El resto de compañeros aprenderá a convivir y a conocer mejor las necesidades especiales de otras personas, en un ambiente de total normalidad. Contribuimos a que sean adultos más tolerantes.

El preparar una dieta sin gluten no es complicado si se posee la información adecuada. No se trata de preparar platos sin gluten como croquetas, empanadillas, carnes y pescados rebozados y/o fritos sin gluten, sino ofrecer platos alternativos como carnes y pescados a la plancha o cocinados sin gluten, etc.

La Asociación de Celíacos lleva años organizando, de forma gratuita, jornadas para las Empresas de Restauración que sirven comidas en los centros escolares, jornadas que tienen una gran aceptación por parte de dichas empresas, las cuales están muy sensibilizadas y comprometidas con el problema.

La administración y los centros escolares deberían ser más compresivos y colaboradores, además de llevar a cabo lo que todos proclamamos: educar en la igualdad dentro de las diferencias.

En conclusión, podríamos decir que el niño celíaco en el entorno escolar necesita:

1º.- Que se le proporcione un menú sin gluten en todos los centros escolares.

2º.- Una persona que vigile dicho menú junto con el de otros niños con otras patologías.

3º.- Una mínima vigilancia en el comedor escolar cuando el niño es muy pequeño.

4º.- Comunicar a los padres cualquier trasgresión u error que se produzca.

5º.- Una mayor comprensión por parte de la comunidad educativa.

La Asociación de Celíacos de Madrid se pone a disposición de todos los sectores implicados para dar solución a este problema.

Anuncios